Un cirujano plástico de Miami ya no podrá hacer más cirugías de levantamiento de glúteos con transferencia de grasa o BBL’s luego que una de sus pacientes falleció después de la popular operación, la decisión fue tomada este viernes por la junta médica del estado.
Un reconocido cirujano plástico ya no podrá hacer más un popular procedimiento luego que una de sus pacientes falleció después de la operación. El doctor John Sampson dice que ha hecho 7500 levantamientos de glúteos con transferencia de grasa o BBL’s y nunca ha tenido una complicación hasta el pasado verano cuando una de sus pacientes falleció.
Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.
El doctor Kevin Cairns, presidente de la junta médica de la Florida, dijo que “hay evidencia de que la fatiga jugó un papel importante”, al tiempo que cuestionó por qué empezaría la cirugía estética más peligrosa en los Estados Unidos a las 8:30 de la noche.
Según la queja administrativa, a esa hora fue que comenzó a operar a la paciente que falleció de una embolia pulmonar. Ella era la séptima paciente que él operaba ese día.
Hoy el medico no quiso decirnos si fue presionado a hacer tantas cirugías en un mismo día, tampoco quiso comentar acerca de su decisión de aceptar un acuerdo del estado que prohibirá que vuelva a hacer BBL’s o que sea el médico designado de un centro de cirugías. 
La decisión llega un día después de que la junta hiciera referencia al caso del doctor Sampson cuando discutieron la posibilidad de limitar a 5 el número de BBL’s que un cirujano puede hacer al día para evitar la fatiga. La junta también contempla hacer permanente una regla de emergencia obligando el uso de ultrasonido cuando se hacen BBL’s.
El doctor Onelio García, certificado por la junta de cirugía plástica, explica que lo “más importante es usar ultrasonido para ver en todo momento dónde está la cánula de inyección”.

Eso dicen expertos es porque todas las muertes relacionadas a los BBL’s son por embolia pulmonar que suceden cuando se inyecta grasa dentro del músculo de los glúteos. En el 2019, la junta prohibió que se inyectara dentro del músculo pero según el estado, Sampson no siguió esa recomendación y al hacerlo, su paciente falleció.
El doctor García precisa que “desde que pasó la regla hace tres años hemos tenido más muertes que nunca y cuando hacemos los estudios en estas autopsias nos damos cuenta que eso no fue una equivocación que se le fue la mano al cirujano y paso la cánula una o dos veces, es que el cirujano se confundió y paso la cánula constantemente en el músculo”.
Por eso es que creen que el uso del ultrasonido ayudará a prevenir más muertes, porque el cirujano no se confundirá inyectando grasa dónde no es seguro. Por su parte, aunque el Doctor Sampson podrá hacer otras cirugías que no son BBL’s las restricciones permanentes que aceptó hoy le costarán caro. La junta de cirugía plástica le quitó su certificación.

source